Páginas vistas en total

sábado, septiembre 23, 2006

A LA MEDIA NOCHE

Jorge y Václav en palacio de Žleby


En la Biblia encontramos bendiciones vinculadas a la media noche. Ésta es el tiempo más cercano al nuevo día. Después de la medianoche ya es otro día. Es el momento que Dios escoge para hacer algo. Así, grandes y definitivos momentos de la Biblia se han realizado a la medianoche. Son momentos de oscuridad, prueba y decisión, pero también el momento mas cercano del nuevo día, y como tal, portador de esperanza. En nuestra vida hay momentos en que estamos a la medianoche y de nosotros depende alcanzar la sabiduría necesaria para ver y lograr la bendición que Dios nos ofrece o por el contrario, prolongar situaciones que se pueden agravar.
A la medianoche el Seńor hirió a todo primogénito de los egipcios (Ex. 12:29).
A la media noche hay liberación de pecado sexual. En el libro de los Jueces 16:3, hay esperanza para los que tienen pecado sexual reincidente. En el relato, Sansón permaneció acostado hasta la medianoche, a la cuál se levantó y arrancó las puertas de la ciudad.
A la media noche viene la voz profética. En el Evangelio de Mateo capítulo 25 aparecen las 10 vírgenes y el aceite en vasijas y en lámparas.
A la medianoche llegaron a tocar la puerta a pedirle pan al hombre que ya estaba dormido (Luc. 11:5). Es la gloria del pan nuevamente.
A la media noche los apóstoles resucitarán a los que por dormirse caen y mueren. Pero no es una caída literal, es espiritual. Se ilustra en el caso de Eutico (Hech. 20:9). Pablo se alargó en el mensaje y Eutico se durmió, y cayó de un tercer piso y debió ser resucitado. A la medianoche, Dios hará que haya apóstoles que resuciten a los Euticos.