Páginas vistas en total

jueves, noviembre 30, 2006

PROFETA

La palabra profeta puede significar: Persona que es capaz de predecir acontecimientos futuros, lo que comúnmente se conoce como profecía. Persona que habla por inspiración divina o en nombre de Dios. Es una figura clave en muchas religiones. En el Antiguo Testamento los profetas son llamados también "videntes", e interpretaban a la luz de la Ley, los acontecimientos presentes. El contenido primordial del mensaje profético es el anuncio de la salvación. Predecir futuro?, es esencial?, no, no lo es !
Quien es el primer profeta mencionado en la Biblia? Es Abraham, ya que en cap. 20, versículo 7a, de Genesis, Dios le dice a Abimalec: "Ahora, pues, devuelve la mujer a su marido; porque es profeta, y orará por tí, y vivirás".
Pero es Moisés, quien fue declarado como el profeta más grande de todo el pueblo de Israel (Deuteronomio 34:10).
Los verdaderos profetas (de Jehová) deben llevar los rasgos que estaban en Moisés.
Primordial fuente de información sobre los profetas está en Antiguo Testamento. Podemos ver que el profeta era portavoz de Dios.
Nosotros que gozamos de la luz del Evangelio, "edificados sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo" (Ef. 2, 20), no hemos de menospreciar a los voceros de Dios en el Antiguo Testamento, ya que muchas profecías han de cumplirse aún, y sobre todo porque Pablo nos dice expresamente: "No menospreciéis las profecías" (I Tes. 5, 20). En la primera Carta a los Corintios, da a la profecía un lugar privilegiado, diciendo: "Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis".

martes, noviembre 28, 2006

SINFONÍA MATRIMONIAL: CLAVE DEL ÉXITO.


Matrimonio significa pacto y éste no es igual a contrato; el hombre no se pertenece a sí mismo, sino a su mujer y viceversa de tal manera que ya no son dos, sino una sola carne (1 Cor.7:4; Ef.5:31). Acuerdo viene de la palabra sunfonea, que origina la palabra sinfonía,(Del lat. symphonĭa, y este del gr. συμφωνία, de σύμφωνος, que une su voz, acorde, unánime) definida en la concordancia de Strong, como el acto de escuchar diferentes sonidos y encontrar armonía. En el matrimonio, hombre y mujer son diferentes y Dios lo sabe. Acuerdo significa llegar a la armonía, ambos, dentro de la voluntad de Jehová. No debe entenderse como ponerse de acuerdo en la voluntad de uno de los dos, sino en la ciencia de Dios, esto es, en Su voluntad.
Sonidos diferentes y aislados no son agradables. Pero si juntos tocan con una partitura, escrita por el Espíritu Santo, habrá armonía, con diferentes sonidos. Eso es acuerdo. Al cual si se llega por el Espíritu, suena como sinfonía a los oídos del Padre, que entonces concede cualquier cosa que se le pida. Y al respecto tenemos la confianza que si pedimos alguna cosa conforme a Su voluntad, El nos oye (1 Jn. 5: 14,15). Pero debe ser el Espíritu Santo el que dirige la sinfonía, la petición, para que sea la voluntad de Dios la que se cumple. Entonces El oye y concede a pedir de boca.

Jesús vivía de hacer la voluntad del Padre, aunque era experto, tocaba solamente la partitura de la Voluntad de Dios. No es que los dos esposos tengan que ser iguales y deban tocar la misma clase de instrumento, sino que en la voluntad de Dios deben estar de acuerdo y así obtener de Dios su petición.

A un músico no le cuesta tocar solo. Hay errores y los corrige, solo. Y para afinar y acertar en el cumplimiento de su voluntad, para hacerla vida, tocar su sinfonía, debe leerse Su Palabra y el Espíritu Santo revelará el Plan de Dios. Entonces podremos pedir. Una orquesta para tocar en sunfoneo (sinfonía), tiene requisitos, por ejemplo: los músicos deben repasar, desarrollarse solos, entrenar, estudiar (es la consagración personal). Deben acoplarse, entrar en acuerdo guiados por el director, en este caso el Espíritu Santo. Empero, no ejecutar su instrumento queriendo sobresalir sobre los demás, respetando el sonido de los demás. Para que haya sinfonía en el matrimonio los cónyuges deben obedecer al director: el Espíritu Santo.

Abraham y Sara encausaron mejor la promesa de Dios, cuando en la voluntad de Él se pusieron de acuerdo (Gen.21:10-12).

domingo, noviembre 26, 2006

Enojo

"Si se enojan, no permitan que eso los haga pecar. El enojo no debe durarles todo el día"(Efesios 4:26 Biblia en Lenguaje Sencillo).
Que es enojo? Podemos mencionar los siguiente sinónimos como cólera, indignación, enfurecimiento, para entender mejor que significa el enojo. Es verdad que no todas las personas son igualmente propensas a la ira, y que no todas las manifestaciones de irritación alcanzan el mismo grado de furor; pero todos estamos más o menos expuestos a esa debilidad. ¿Quién no se ha airado jamás? ¿Quién no se ha encendido en una reacción furibunda, desproporcionada a la causa que la ha provocado? El enojarse casi siempre genera palabras inapropiadas, reacciones despreciables, tristeza, angustia, daňos en las relaciones interpersonales, como la amistad, etc. Debemos aprender a tolerar las equivocaciones de las personas que nos rodean, esto nos ayudará a no enojarse. Debemos amar y ser amables con nuestros prójimos o sea con los demás.
El pastor presbiteriano Clarence E. Macartney dijo: «La ira es uno de los pecados más comunes, y uno de los más peligrosos y dañinos para la paz y el bienestar del hombre. Mas que cualquier otro pecado, marchita la flor de la amistad, excluye a los hombres del Edén, destruye la paz y la concordia en el hogar, invita al crimen y a la violencia, y convierte el amor y el afecto en odio.»
"Dejen de estar tristes y enojados. No griten ni insulten a los demás. Dejen de hacer el mal. Por el contrario, sean buenos y compasivos los unos con los otros, y perdónense, así como Dios los perdonó a ustedes por medio de Cristo"(Efesios 4:31-32 Biblia en Lenguaje Sencillo) .