Páginas vistas en total

domingo, junio 24, 2007

DIOS SANA

Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados. Isaías 53:4-5

Hermana Ena con Santiago, hijo de pastor Pavel Jun y Ruth de Jun. Santiago fue sanado milagrosamente del cancer.

No hay comentarios: