Páginas vistas en total

sábado, junio 09, 2007

EL PODER DE UNA ORACIÓN

Pastor Pavel y su esposa Ruth de Čáslav, Michal de Ronov n/Doubravou, Hana de Čáslav, Ena con su hija Linda Clara, que acaba de cumplir 15 aňos; Adélka, nieta de Hana con hija de Michal, Lola; Valeria, Santiago, hijo de Ruth y Pavel; Karina, Gracia Maria y Oscar.
Ena, Gracia Maria, Oscar Emilio, Valeria, Karina, Aleš y Consuelo en Žleby, el dia 8 de junio.


Consuelo de Bolivia, Ena de Colombia, Valeria y Gracia Maria de El Salvador.

    Es 16 de diciembre de 2000. Mi esposa Ena esta desde el 2 de noviembre, cuando fue llevada de emergencia al hospital de Kolin por sospecha de sangrado de un aneurisma en la carotida izguierda, en seno cavernoso, o sea en el cerebro, en cuidado casero.
    Entre 2 de nov. y 15 de dic, estubo hospitalizada unos dias en UCI de Kolin y unos dias en el departamento de neurocirugia en hospital "Na Homolce" en Praga. En Praga le hicieron una angiografia y constataron que su aneurisma crecio y que sera necesaria una intervención para tratar solucionar el grave problema, que los médicos mismos llamaron "BOMBA DE TIEMPO". Dijeron que para los primeros dias de enero de 2001 se le practicara un tratamiento llamado coiling. Esto significa que por medio de catetes se le introduciran dentro del aneurisma unos espirales de metal y con eso se lograra aislar el aneurisma del corriente sanguineo.
    Mi esposa fue trasladada de nuevo a Kolin y despues de tres dias la llevaron para la casa. En su casa tenia que esperar hasta el mes de enero para ser invitada a Praga y practicarle el coilling.
    Eran las 10.30 P.M., estabamos acostados, hablando sobre un pronto viaje a Amsterdam, donde mi esposa tiene varios familiares viviendo y estudiando. Ena se levanto y fue al bano. En unos instantes nos llama: "Vengan rápido, algo me paso en mi cabeza". Linda y yo la llevamos a la cama y la acostamos. Empezamos orar , suponiendo que se le revento "la bomba de tiempo". Pasaron unos minutos y mi esposa dice: "Llamen la ambulancia" Enseguida llamamos al hospital de Caslav, explicando brevemente la situación. Al colgar, seguimos con Linda orando, pidiendo le al Seňor conservar a Ena con vida.
    La ambulancia llego en unos pocos minutos. Durante las oraciones, Ena pierde casi el conocimiento, pero al llegar los médicos, recupero el habla y asi pudo explicar todo lo que sentia. Los médicos enseguida subieron en la camilla y al colocar la en ambulancia, empezaron a colocarle algunos cables. En eso uno de los miembros del equipo dice: "Tiene paro cardiaco", y en unos segundos agrega: "Tiene paro respiratorio" Yo estaba parado afuera, orando desesperadamente. Creo que en mi vida nunca ore tanto. No se cuanto tiempo paso, los médicos lograron restablecer las funcciones vitales. Me dieron permiso para acompanarlos y enseguida salimos para hospital de Caslav.
    Con la radio en la ambulancia estaban informando al personal de UCI sobre el estado del paciente. Ya en el hospital, llevaron a mi esposa a UCI y se comunicaron con neurogirugia de Praga. Primero tenian que estabilizar los signos vitales de mi esposa y solo despues la podrian llevar a Praga. De todas maneras su traslado era sumamente delicado. Nosotros sabiamos ya bastante sobre los aneurismas y sabiamos que desde el punto de vista médico no habia muchas esperanzas. Pero tenemos una gran ventaja sobre la gente del mundo. Nosotros somos cristianos y tenemos "alguien" que es capaz hacer cualquier cosa imposible. Ese "alguien" se llama CRISTO JESUS, nuestro Seňor y Salvador.
    Una hora despues de llegar a Caslav salimos en ambulancia hacia Praga. Por barrera de idiomas me dieron permiso de acompanarlos en la ambulancia. Mi presencia para eventual traducción no era necesaria, porque Ena ya estaba en profundo coma, pero en estos momentos nadie penso en eso. Viaje para la capital duro unos cuarenta minutos.
    A la 1.30 A.M. mi esposa ya estaba en UCI de neurocirugia del hospital Na Homolce. Durante el viaje la ambulancia tubo que parar o reducir la velocidad para que los médicos pudieran estabilizar las funcciones vitales y suministrar medicamentos. A mis preguntas recibi una sola respuesta: "Si su esposa aguanta hasta esta maňana, lo que no es probable, veremos. Por el sangrado tan grande su cerebro estara daňado, y sus funcciones fisicas seran muy limitadas, hasta puede quedar como un vegetal." Lo unico lo que pude hacer en estos momentos era orar y regresar a Caslav; era domingo y dentro de unas horas se reunian mis hermanas y mis hermanos en un teatro de Caslav para alabar y adorar a Dios. Sus oraciones eran en estas circunstancias lo mas importante para mi esposa. Recorde las palabras del Seňor, dirigidas hace aňos a mi esposa: "Por mis llagas fuiste sanada."
    Ya sentado en un tren, llame los familiares de mi esposa en Colombia y en Curacao. Les explique la situación y el pronostico de los médicos. También les hable de lo que voy a hacer en las próximas horas y les pedi oraciones por Ena.
    En la congregación me encontre con mucho amor y comprensión. Era lo mejor que podía hacer.
    Despues de terminar el culto regrese a Praga. Ya me sentia mejor, pero todavia con cierto miedo. Ya no recuerdo si fue el domingo en la noche o si fue el lunes; estaba sentado en un compartimiento del tren, solo, mirando por la ventana. De repente me doy cuenta que una cara sonriente me esta mirando. Era yo mismo. Senti que mi ser se lleno de una tranquilidad inusual. A pesar de que el estado de mi esposa seguia siendo muy grave, yo me senti en estos momentos bien. Hasta me dio hambre. Senti que no estaba solo. Sabia que mis hermanos en Caslav, Amsterdam, Barranquilla, Curacao y Nueva York estamos unidos con un solo propósito, por vida de mi esposa. Mi esposa no morira, gracias a Jesucristo.
    El 19 de diciembre los médicos tomaron la decisión de hacer el coiling. Mi esposa seguia en coma y no habia nada que perder. El primer médico, el Dr. Janouskova y su equipo empezaron a las 8.40 A.M con el coiling. A las 3.10 P.M. la doctora salio visiblemente agotada de la sala. Su respuesta a mi pregunta fue muy simple pero para mi muy esperanzadora. "Nosotros hemos hecho todo lo posible. Ahora solo depende del Seňor" Nosotros los cristianos sabemos que asi es. Es una de las VERDADES FUNDAMENTALES. TODO DEPENDE DEL SEŇOR.
    En los días que siguieron, solo nos toco esperar y orar. El diablo se queria apodera de mi esposa. Oscar y yo estuvimos presente cuando Seňor hecho afuera el enemigo, despues de fuertes oraciones, que mi esposa en su delicado estado repitio en checo y en el espaňol en la UCI. Cuando el satanas se alejo, la recuperación de mi esposa fue milagrosa.
    Ya el 5 de enero estubo de nuevo en su casa. Me quede con ella durante 7 meses, cuidandola y haciendo todo lo que recomendaron los médicos, atendiendo la casa, mi hija y todos los demas quehaceres. Fue un tiempo maravilloso, pude entender la palabra de Jesús en el evangelio de Marco cap. 3 vers. 31-35.
    Muchos hermanos oraron por la vida de mi esposa y por toda mi familia. La congregacion de Amsterdam y Clarita, mi cuňada, además de las oraciones, se encargaron de cubrir nuestras necesidades materiales. Todos ellos son mis hermanos y hermanas, porque hacen la voluntad de mi Padre.
    Quisiera agregar que mi esposa en primavera 2000 fue invitada a una consulta con neurocirujano Dr.Setlik en hospital Na Homolce. El también nos explico la gravedad de la enfermedad (no fue nada nuevo para nosotros) y nos dijo que en el caso de la ruptura del aneurisma unos 30% de pacientes mueren enseguida, otros 30% mueren durante el traslado al hospital y resto queda marcado de por vida. (En un programa que pasaron en enero por la televizion se podia ver la doctora Janouskova haciendo coiling y dr.Setlik haciendo cirugia cerebral del aneurisma, colocando "clip").
    Mi esposa es la prueba inequivoca y contundente que Nuestro Seňor no hace cosas a media. Su obra es siempre PERFECTA. Asi que en este espacio quiero citar Filipenses 1:19-21; "Porque se que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultara en mi liberación, conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada sere avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también sera magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte. Porque para mi el vivir es Cristo, y el morir es ganancia."
    El domingo 16 de dic. de 2006 se cumplieron 6 aňoso desde que Ena murio por unos minutos, pero también se cumplieron 6 aňos más de su vida intima con El. Unos aňos mucho mas intensos en lo que se refiere a su relación con el Espíritu Santo. Ena puede con mucha tranquilidad y paz citar a apostol Pablo, ella estuvo muy cerca de la muerte (espiritualmente, creo, estuvimos muertos todos), mas cerca que cualquier de nosotros.
    Jesucristo esta dispuesto ayudarnos a todos. Depende solo de cada uno. No permitamos que nada ni nadie nos prive de este regalo. No nos cuesta nada. Solo creer en El en un 100%.

    Mi hija Linda cumplió ayer los 15 aňos. Gracias a mi Dios Todopoderoso, estube presente en la pequňa reunión en mi casa.

    Vaclav Homolka.
    Ena Perez de Homolka
    República Checa